¿No tienes sitio para un bidé? ¡Instala una ducha higiénica!

La mejor opción en baños pequeños donde no puedes instalar un bidé es poner una ducha higiénica, pero ¿Eso qué es?

¿Qué es una ducha higiénica?

Es un mango de ducha que se instala junto al inodoro con un latiguillo largo para que después de usar el baño, puedas limpiar tus zonas íntimas con agua como si lo hicieses en un bidé.

Las ventajas de las duchas higiénicas

  • Casi no ocupan espacio. Se instalan junto al inodoro en la pared, con un soporte especial y ¡Ye está!
  • Te ahorras el tener que instalar un bidé.
  • Hay diferentes modelos por lo que puedes elegir el que más te guste y se acomode a la decoración de tu baño.
  • Te permite una limpieza más higiénica que con solo papel o toallitas.
  • Son muy cómodas para personas con movilidad reducida, ya que desde el propio inodoro se pueden limpiar con agua sin necesidad de tener que moverse a un bidé o a una ducha.

¿Es difícil de instalar?

¡Es fácil de instalar! Sólo hay que coger una toma de agua y conectarla a la nueva ducha higiénica. Lo importante es que haya posibilidad de que se conecte tanto a agua fría como caliente para que el agua salga a la temperatura necesaria.

Para saber cuánto te puede costar, lo mejor es pedir presupuesto a tu instalador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights