Certificado de eficiencia energética

Vasa vender una vivienda o alquilarla y ¡Oh, sorpresa! Te piden el certificado de eficiencia energética. ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se consigue?¡Tranquilo! Te explicamos qué es y cómo puedes solicitarlo.

Certificado de eficiencia energética

La eficiencia energética de una vivienda o local es el consumo de energía que se hace en el mismo,  y el certificado es un documento oficial que desglosa cuál es el gasto de energía medio del domicilio. Según sea más o menos eficiente, el certificado tendrá una calificación u otra.

Las letras que puedes conseguir van de la A a la G, siendo A el más eficiente y G el menos eficiente. Os explicamos que significa cada letra:

  • A: emisión menor a 44,6 kWh/m2/año.
  • B: emisión menor a 44,6 kWh/m2/año.
  • C: emisión menor a 112,1 kWh/m2/año.
  • D: emisión menor a 172,3 kWh/m2/año.
  • E: emisión menor a 303,7 kWh/m2/año.
  • F: emisión menor a 382,6 kWh/m2/año 382,6 kWh/m2/año.
  • G: emisión mayor a 382,6 kWh/m2/año.

¿Cómo consigo mi certificado? ¿Cuánto cuesta?

Puedes contratar a una empresa especializada en realizarlos. Los precios oscilan entre 50 y 200 €, por lo que pide presupuestos. Ten en cuenta que deben realizar una visita al domicilio y apuntar: tipo de calefacción, elementos de la calefacción, elementos de refrigeración, ventanas, puentes térmicos, iluminación y aislamientos.

Y, por supuesto, deben ir a la vivienda o al local de forma presencial. Si te dicen que pueden realizarlo sin ir, ¡No te fíes!

Cuando la empresa ha hecho las mediciones pertinentes y ha expedido el certificado, lo presentará al órgano de la Comunidad Autónoma que gestione el registro de estas calificaciones.Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid se realiza el registro aquí.

He conseguido el certificado y tengo una mala calificación, ¿Cómo puedo mejorarla?

Haciendo cambios en el domicilio o local para conseguir una mayor eficiencia energética:

  • Cambiar tu caldera estanca por una de condensación.
  • Instalar aerotermia.
  • Instalar placas solares.
  • Cambiar las ventanas para conseguir un mejor aislamiento.
  • Evitar puentes térmicos.
  • Cambiar iluminación a LED.

Es decir, hacer cualquier tipo de cambio o reforma que lleve a una reducción del gasto energético del domicilio o local y reduzca su huella de CO2.

Realizamos presupuesto sin compromiso para tu:

Caldera

Aerotermia

Suelo radiante

Radiadores de bajo consumo

Etc.

In:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights