La presión de mi caldera se sube

Si observas la caldera, podrás ver que cuando está funcionando la presión sube un poco y, después, cuando se enfría, baja. Esto es algo normal dentro del funcionamiento del aparato. Pero si observas que la presión sube y no baja, puede ser que pase algo.

¿Qué hacer si la presión de mi caldera se sube?

Lo primero, mira a ver si la válvula de llenado está bien cerrada. Si al apretarla observas que se normaliza la presión, problema solucionado.

Si lo anterior no te ha funcionado, prueba purgando los radiadores. Puede ser que haya burbujas de aire en los radiadores que estén provocando que la caldera no pueda funcionar en perfectas condiciones.

Si no sabes cómo hacerlo, puedes dar clic aquí y te enseñamos a purgar los radiadores.

Purgar radiadores

Si al purgar los radiadores observas que no disminuye, entonces hay que revisar qué le sucede a la caldera.

Si no consigo bajar la presión…

Llama a un técnico. Éste es el único que puede hacer las pruebas pertinentes para poder saber qué le sucede a la caldera.

Te explicamos alguna de las causas por las que la presión puede no bajar:

  1. El vaso de expansión está sin aire. El vaso de expansión de la caldera es el encargado de absorber el aumento de presión cuando está en funcionamiento. Si tiene aire, no funcionará bien. Un técnico puede solucionarlo.
  2. El intercambiador se ha estropeado. El intercambiador es donde se produce la combustión. Si se ha roto habría que cambiarlo.
  3. La caldera es muy antigua y no se puede arreglar. Es el caso más extremo. Si es muy antigua y empieza a subirse la presión y no hay solución, habría que cambiar la caldera.

Este tipo de trabajo sólo puede realizarlo un técnico. En MAI estamos preparados para arreglar calderas de todas las marcas y poder ayudarte con esa subida.

In:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificado por MonsterInsights